Retrospective

Antes de empezar con la historia en si y demás, he de explicaros el por qué de esta entrada. Lo que vais a leer a continuación es un “libro” que intento escribir, nada profesional dado que lo escribo yo, pero si con mi completa dedicación ya que la historia me gusta bastante. No quiero que entreis a leerlo sin saber bien de que va o como va a estar dirigida la idea, con lo cual os pongo una especie de resumen  como en la contraportada de los libros que cuenta un poco de que va a ir esta historia.

Te presento a Tom, un chico como otro cualquiera tan solo que Tom no recuerda nada de nada, solo que se despertó un día en una especie de paisaje idílico donde lo único que yace frente a el es un interminable camino que sin saber por qué Tom siente que debe completar. Acompaña a este joven en su travesía donde descubrirá su pasado a la vez que entiende el porqué de su estancia en ese extraño paraje.

-Prólogo-

A lo largo de nuestro recorrido hacia la inevitable muerte los seres humanos cometemos incontables errores. Algunos se perdonan y caen en el olvido, otros inevitablemente crean una profunda cicatriz en nuestro ser. Pero sabemos pasar página y continuar con la historia, a fin de cuentas este pequeño vals llamado vida mantendrá el ritmo nos equivoquemos o no en un paso. La historia que os voy a relatar es, sin lugar a dudas, la representación del por qué uno debe perdonarse a si mismo y continuar con su vida. Y sin mas intención de retrasar nuestra historia comencemos por el principio… ¿o no?.

-Capítulo 1: El despertar-

Situémonos en un pequeño paraje sin principio ni fin donde solo se divisa un interminable camino ya casi oculto por la hierba. En un punto de ese camino está nuestro protagonista, un hombre de unos 43 años. Carente de pelo y medianamente fuerte nuestro personaje podría pasar por un joven de 25 años tranquilamente. Sin marca alguna en su piel o objetos cotidianos en su ropa como billetera o móvil nuestro personaje carecía de pasado alguno ante cualquier desconocido que lo encontrase. Pero bueno, sigamos con nuestra historia. Nuestro personaje despierta de su letargo…

La luz que entraba por su retina parecía fuego puro, le ardía hasta el mas minúsculo ápice de su cerebro. No sabía donde se hallaba, ni como había logrado llegar a ese paraje tan aparentemente idílico. Pero lo que mas aterraba a nuestro querido personaje es que por mas que lo intentaba no podía recordar nada, tan solo su nombre: Tom, y una palabra que no paraba de rondar su cabeza: Perdón. Después de estar un tiempo pensando que era todo lo que le había ocurrido y cuales eran los eventos que le habían llevado a ese sitio Tom decidió levantarse y andar hasta encontrar algún punto donde poder situarse.

A medida que avanzaba por el interminable camino las dudas se multiplicaban y Tom no tenía forma de callar ninguna de aquellas dudas. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Cómo había llegado a este lugar tan extraño? ¿Quién era? ¿Tendría familia o seres queridos buscandole? No había forma de saber nada de eso, todo lo que sabía era que tenía que encontrar un sitio donde poder comunicarse con la humanidad. Aquel camino parecia no tener fin y Tom empezaba a sentir hambre y sed, a lo que sorprendido encontró solución. Como si de una obra mágica se hubiese tratado, una gasolinera apareció a lo lejos. Tom corrió hacia ella con la ilusión de poder encontrar gente y averiguar un poco de este extraño lugar. En la gasolinera solo encontró comida y bebida pero nada que le sirviese para comunicarse con el exterior o resolver sus dudas.

El desespero empezaba a emanar desde sus entrañas, ¿cómo era posible que una gasolinera tan aparentemente moderna estuviera vacía y en un camino tan desolado? ¿qué estaba ocurriendo en realidad?. Tom sentía cada vez mas como su mente le rogaba que abandonase esa estúpida búsqueda de la verdad, pero entonces… ¿qué haría con su vida?. No tiene donde volver, ni ir, nada a lo que aferrarse ya que todo se lo robaron al llevarlo a aquel lugar. Mientras estaba sentado con la cabeza en las rodillas pensando que hacer un particular sonido llegó a sus odios, el de la risa de una niña. Tom se levanto al instante y empezó a buscar esa risa como si su salvación se encontrase en aquella niña. Buscó dentro y fuera de la tienda de la gasolinera, en la trastienda, en los baños, incluso en el coche vacío que había a escasos metros de la gasolinera pero nada, no había indicios de la niña. Entonces… ¿cómo es que seguía escuchando su risa? no había nada mas, todo lo que se divisaba era una pradera verde e interminable, ¿dónde estaba esa niña?. Tom no entendía nada, cada vez estaba mas frustrado y no conseguía ninguna respuesta con la que por lo menos empezar a atar los cabos, la risa no cesaba, es mas se hacía mas y mas fuerte a cada minuto que pasaba. Hasta que la vio, una niña de unos 7 años con una muñeca de un estado bastante deplorable en su mano derecha, la niña lo miraba sin parpadear si quiera. Tom lentamente fue acercándose a ella con la esperanza de conseguir alguna respuesta, “¿Cómo te llamas pequeña?” le preguntaba constantemente para ver si la niña entablaba una conversación con el y con ello sonsacarle información, pero nada, la niña no reaccionaba. Tom le hablaba, la zarandeaba, le gritaba pero nada le afectaba, tan solo miraba al horizonte con una mirada vacía y sin algún signo de vida. Después de estar bastante tiempo probando cosas con las que hacer que la niña hablase Tom simplemente se rindió. Se sento y le dijo a la niña: “Adelante, riete, o simplemente pasa de mi como llevas haciendo este tiempo, total donde estamos parece que no le importo a nadie”. En ese momento la niña sonrió y le dijo a Tom: “No puedes tommy, mamá te mataría” y se desvaneció con el aire, como si de un holograma se tratase. Tom no entendía nada, ¿que era eso que la niña había dicho? ¿conocería a esa niña? ¿sería algo que le dijo?, nada tenía sentido. Al instante Tom notó que donde estaba la niña había aparecido una especie de carta, no tenía nada escrito en el sobre pero lo mas preocupante de todo era que Tom… no recordaba como leer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s