Sueños

Todavía no puedo creer que ese viejo cascarrabias y pervertido haya muerto. Y más aún que esté haciendo aquello por lo que tanto me molestó. Aunque a decir verdad le echo de menos en cierta manera. No se qué lecciones me habrían deparado si aún estuviese con vida. Aunque murió con una sonrisa, supongo que eso es indicativo de que me enseñó lo necesario para continuar con su legado. “Persigue tu sueño, y nunca borres la sonrisa de tu cara. Será tu mayor arma”, joder, todavía me parece escucharle decir eso mientras me sonreía de una manera muy leve y sostenía el numero 40 de Mujeres Pechugonas. A decir verdad no estaba tan lejos de la verdad, sin un sueño no podré seguir adelante, y menos aún conseguir aquello por lo que me presenté en su puerta a pedir su adiestramiento. Pero… ¿qué es lo que debo hacer exactamente?… Maldito viejo, podrías haberme dejado una pequeña pista. Me siento estúpidamente desorientado sin tus consejos y broncas constantes. Es quizás la hora de colgarme la mochila en la espalda y recorrer el mundo buscando el sentido de mi vida y la fuerza necesaria para poder cumplir mi sueño. Es hora de levantarme, sonreír y seguir adelante. Después de todo era lo que el viejo querría que hiciese…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s