No te rindas

La gente es tan diferente como similar, y tan malvada como bondadosa. Tan cruel como dulce y tan lista como estúpida. Este mundo no distingue de verdades absolutas y mucho menos deja la balanza completamente inclinada para un solo lado.

Es por eso que no debes rendirte. Siempre que haya desesperación habrá la misma cantidad de esperanza. Siempre que encuentres la infelicidad, piensa que la misma cantidad de felicidad se te está otorgando. Nunca desfallezcas ante las adversidades, ya que en este equitativo e implacable mundo, nada es de un tono lo suficientemente bueno como para no sufrir.

Llorarás, no te digo que no. Y sucumbirás ante la mayor de las desesperaciones si es que tienes la suficiente suerte de vivir una vida grandiosa. Pero en contrapartida, encontrarás la misma cantidad de felicidad y sonrisas. La misma cantidad de esperanza.

Este mundo es un lugar cruel, pero justo. Y si sabemos seguir adelante sin rendirnos por el camino, sufriremos lo mismo que reiremos. Y eso, es suficiente motivo para seguir vivo.

Anuncios

Un pensamiento en “No te rindas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s