No te rindas

La gente es tan diferente como similar, y tan malvada como bondadosa. Tan cruel como dulce y tan lista como estúpida. Este mundo no distingue de verdades absolutas y mucho menos deja la balanza completamente inclinada para un solo lado.

Sigue leyendo