Enfrentando al mundo solo

soledad

No cree en las palabras. No confía en las sonrisas y analiza las miradas. Aleja a aquellos que se le acercan y evita cualquier contacto. Cree que el mundo le odia y que si se involucra, puede destruirlo. Odia tanto lo que le rodea, que se odia sin quererlo.

Sigue leyendo

Anuncios