En tus ojos

padre

Mi querida hija, para cuando leas esto tendrás 18 años ya. Estoy seguro de que te habrás vuelto una mujer esplendida de la que estar orgulloso, aunque por ahora seas un pequeño bebe llorón. Quizás suene extraño decirlo prácticamente 17 años antes, pero seguramente siga desviviéndome por ti tal cual lo hago ahora.

Sigue leyendo

Anuncios