A solas con un blog

solo

Ahora que echo la vista atrás y miro mis viejos amores, me doy cuenta de lo estúpido que fui y de la cantidad de errores que cometí. Llevo casi 5 años persiguiendo ese sentimiento. Como si nada en el mundo pudiese igualarlo. Lo he amado tanto que he perdido el norte. Tantas y tantas oportunidades, tantas y tantas historias que podría haber vivido. Sonrisas que podría haber compartido, besos que me he perdido. Persiguiendo ese sentimiento he olvidado el motivo por el que lo hago. La razón por la que necesito volver a sentirlo. Supongo que quiero volver a sentirme tan vivo, a ver los colores que veía y sentir la esperanza que sentía. Intentando tanto y tanto el volver a enamorarme, he perdido demasiadas ocasiones. Me he convertido en alguien que ya no puede amar, que ya no cree en eso. Simplemente no me veo capaz. Con el tiempo he dejado que mi corazón se pudra y mis emociones se destruyan.
Sigue leyendo

Fin

Y escribió todas aquellas disculpas como si les hubiese dañado directamente a pesar de que muchos ni notarían su ausencia. Tampoco le importaba, para el su vida ya había llegado a su fin y nada podría evitar este triste desenlace que el destino le ha asignado. No espera nada bueno, y la felicidad de terminar con todo le permitirá acabar esto en paz. Supongo que eso es lo que importa.

Sigue leyendo